Cañerías de cobre versus de PVC para instalaciones sanitarias

Cañerías de cobre versus de PVC para instalaciones sanitarias

Cuando de instalaciones sanitarias se trata tanto las tuberías de cobre como las de PVC están conformadas por diferentes beneficios, y el primero es que pueden ser ligeras, son duraderas y lo que es mejor económicas.

Cada una tiene una característica propia que la hace indispensable, estas son las tuberías más utilizadas en las instalaciones domésticas, pero cada una posee una tarea específica, ya que las tuberías de cobre se emplean para el uso de calor en su mayoría y las PVC para uso de agua a temperatura regular o ambiente.

Ambas tuberías apenas se diferencian en el modo de unión y en la resistencia a los ciclos de dilatación. Por ello, a la hora de elegir un tipo u otro de tubería para instalar en casa, la decisión no resulta fácil.

Ya que ambos modelos son cómodos y prácticos, además de fuertes y sostenibles, y lo mejor que no dejan almacenar bacterias, sin embargo, siempre es necesario tener opciones y estas van erradicadas al tipo de agua que va a correr por las tuberías, ya que la de cobre va por las aguas más calientes y la PVC por el tipo ambiente.

Una de las ventajas de las tuberías plásticas es que son ligeras, lo que facilita su transporte, manipulación, almacenaje e instalación, y requieren poco mantenimiento. Tampoco transmiten ningún olor, soportan presiones altas y no son combustibles.

Lo que las hace una de las más utilizadas, además que tienen una menor conductividad térmica que las tuberías metálicas, por lo que apenas influyen en la temperatura de los fluidos que las recorren. En cuanto a las paredes interiores, son lisas y reducen la pérdida de presión por contacto (fricción).

Por otra parte las tuberías de cobre son un material económico, ligero, duradero y elástico que se puede curvar en frío, además es reciclable en su gran mayoría y es frecuente en instalaciones de cañería, gas y calefacción.

 Está comprobado que no pierde sus cualidades con el paso del tiempo, ni siquiera después de ser reciclado.

Por si tienes alguna duda, el cobre al igual que los plásticos no sufre corrosión, sus paredes internas son lisas, resiste el fuego y las grandes presiones, no se deforma ante el calor extremo y ofrece una buena protección contra los contaminantes del suministro de agua doméstica.

En definitiva, las peculiaridades del cobre son muy similares a las del plástico PVC para la instalaciones sanitarias, aunque los defensores del cobre aseguran que aguanta mejor el paso del tiempo y los ciclos de dilatación no compensada, por lo que si vas a hacer uso de agua caliente utiliza el cobre como primera opción pues es lo único que lo diferencia del PVC.

Share

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *